septiembre 18, 2003

Ciberespacio, Tao y Caos

Hoy les traigo dos extractos traducidos de sendos ensayos. El primero de ellos encontrado por este patrón de búsqueda, y el segundo, mezcla de Zen y Tao.

El primer artículo que les traigo hoy, puede llegar a resumir
mi experiencia con Internet. De hecho por eso llamaba yo, mis encuentros por serendipity "el tao de internet". Previa idea para este blog. Siempre he dicho que parte de mis descubrimientos han sido producto de la interacción de mi espíritu por medio de la meditación y de mi mente
por medio de las búsquedas de Internet.

Nota PD: ¡Estoy terminando de traducir los extractos, y ustedes me creerían que me entero recién que uno de los autores del articulo recibió una nominación al premio Philip K. Dick! Bueno al parecer una vez que uno ingresa en
"el tao de internet", ya nunca abandona el mundo de sincronicidad e interconexión.

Para leer todo el artículo y en idioma original cliquear aquí:

Virtual Tao.
Extractos transcriptos de:

Tao virtual, una ciber-meditación
por Alexander Besher, Pamela Engebretson & Francoise Bollerot


"Durante los últimos 50 años, la gente del mundo desarrollado han comenzado a cruzarse a un paisaje diferente de lo que la humanidad ha experimentado
antes. Es una región sin forma física. Existe, como una onda, en la vasta web de nuestros campos electromagnéticos, pulsos luminosos y pensamiento"
-Mitch Kapor (en "Across the Electronic Frontier," co-autoria con John Perry Barlow)

En el mundo del "ciberespacio", las posibilidades son infinitas. El Ciberespacio es esencialmente un mundo neutral. No es intrínsecamente ni bueno ni malo, ni es indiferente. Esta moldeado enteramente por nuestras
propias proyecciones hacia él. Es un viaje dentro de un mundo de realidad no ordinaria. Es el reflejo y una nueva expresión de las ideas más imaginativas que se han hecho visibles y accesibles a otros. Frecuentemente se lo describe como un sentimiento de completa y total inmersión en lo que él si mismo observador individual ha integrado y es uno con la experiencia del momento. Cuando el usuario baja la nueva información ha cruzado la barrera de la realidad virtual, y ha inundado la cadena de datos fuera de línea, de nuestra vida cotidiana para llegar a ser parte del camino, fluir o ciber-ciclos de nuestras vidas. Bajamos la información y esta nos baja a nosotros, y el ciclo continua, una y otra vez.

La definición del griego, para "ciber" significa "encaminar". Está vinculado a la mente global, cuerpo y espíritu de la conciencia como entidad y no entidad, si es junto a la naturaleza, ciberespacio, o todo el cosmos. En nuestra relación simbiótica con la naturaleza y todas sus formas, estamos encaminándola o creándola; y esto a su vez nos encamina y nos crea todo el tiempo -miles de veces por segundo, en el volar del tiempo real. "Ciber" en este contexto describe, una idea trascendente de su significado Griego antiguo. Su "software" o "programa" ha crecido y se ha adaptado a actualizaciones aumentadas y cambios evolutivos a través del tiempo. Se ha convertido en un neo-arquetipo para el camino místico... Es uno de los componentes claves de lo que llamamos "El Tao
Virtual"

El "Tao" o "Camino" describe algo innombrable, ambos trascendentes y aún presente en todas las cosas. Es el proceso espontáneo y subrayado que regula los ciclos naturales del universo en sus expresiones infinitas. Es la naturaleza en sí misma de ciclos de tiempo y espacio. Es la fuerza equilibro del universo. El yin y el yang, el equilibrio, el Tao o el Camino. El yin-yang perfectamente resume dualismo dentro de unidad y unidad con dualismo. Hasta constituye un diagrama visual de la estructura de la propia sincronicidad. Es el logo universal de la armonía y el equilibrio. Una fuerza que tiene su propia gravedad, por siempre centrada en una realización de equilibrio perfecto.

Sin desequilibro, el equilibrio no puede vivir, el concepto mismo depende de su opuesto para su existencia. Todo es relativo en este sentido. Si uno considera el Tao como el dato o información así como el mensajero, y si nosotros mismos somos una manifestación de la naturaleza y la tecnología es una manifestación de nosotros, y nosotros nos observamos en esa luz, entonces realmente no existe contradicción entre la naturaleza y la tecnología, ni entre espiritualidad y tecnología. La fuerza de la espiritualidad esta presente en todo, incluyendo la tecnología. Existe
una cierta cualidad "animista" en la información. Los diferentes tipos de información tienen su propia personalidad. Y por supuesto, la información está contenida en un sin número de formas, dependiendo si
es física, espiritual o "ciber"

Con la tecnología, la naturaleza ha brotado. Como el pasto en la pradera, la tecnología digital ha brotado del vacío. Desde las primeras interfaces del hombre primitivo con la naturaleza y las formas divinas, las pinturas de las cuevas prehistóricas a los antiguos oráculos, a los sonidos sagrados de los mantras y la música, bajando la banda histórica de la conciencia y trasladando a la palabra electrónica, a los símbolos móviles de la televisión, satélites, film y video -estas son las herramientas comunes de la interconexión física y espiritual entre el individuo y el todo. Ya existe una forma de tecno-animismo vivo y trabaja hoy en el ciberespacio. Es el Tao Virtual. El Ciberespacio es aún otro medio poderoso para expresar esta danza antigua donde todas las energías han emergido dentro un estado de mente-cuerpo-espíritu, que
se está moviendo mas allá de la espiritualidad tal y como la conocemos, más allá del ciberespacio, trascendiendo el post-ciberespacio, y moviéndose más allá de la conciencia de la Casa Global


La casa global puede parecerse a la idea Budista mahayana de la octava dimensión de la alayavijnana-conciencia o "el almacén de la conciencia". Es el almacén de toda la información o dato que ha existido en el pasado, presente y existirá en el futuro. Cada pensamiento, tiempo, materia, energía... La naturaleza de este disco rígido virtual,
"el alaya", es "Los recuerdos inconscientes de todo ser sensible que ha sido guardado allí", como lo dijo el budista japonés, Daisetz Suzuki, en su traducción del Lankavatara Sutra. Por el tiempo que obtengamos la Casa Global, estaremos en el hogar de la "octava dimensión", con
portales y nodos que nos unan a una pura conciencia: lo que algunas tradiciones de sabiduría refieren como el Hall de Registros Cósmicos o los "Registros Akashicos" hindú o el mahayana "alaya" donde toda información y datos están a nuestra disposición todo el tiempo

La idea de "Mas allá es también Dentro" del Sutra Lankavatara, en la que la imagen de la luna en el agua, o una flor en el espejo, es utilizada para ilustrar el concepto de "lo que está dentro está aún afuera, y lo que está afuera, está aún dentro", que tiende como la idea sin tiempo que sostiene verdad cuando describe la realidad
y metáfora del ciberespacio, comunicaciones de la información y tecnología

Las tecnologías de la comunicación consideradas bajo esta luz, como la religión de lo físico o interconectividad, religión (del latín, re-ligio, significa "conectar", la tecnología del espíritu) es el proceso de converger y formar la nueva expresión de otras transmisiones referidas aquí como "kami". Este es el termino japonés derivado del Shinto japonés, cuya creencia en el espíritu animistico o energía o "deidad" que penetra en el mundo natural. Kami está tradicionalmente asociado con montañas, islas, piedras, campos, cielo, así como todo lo que es uno con
sus ancestros. En un concepto mas amplio, kami es todo y todos lo que estaba en el planeta antes que nosotros; por ejemplo nuestra memoria colectiva como especie

En un sentido el kami, representa nuestro pasado, presente y futuro. Su completa interacción, multidimensional y trascendencia del tiempo que
se manifiesta a sí mismo de un sin número de formas en nuestra vida diaria, más específicamente a través de la intuición y sincronicidad.

Sincronicidad es la voz del Kami conectado así como el Kami desconectado. En otras palabras, el medio de la sincronicidad es también su mensaje. El medio contiene tanto el contenido como el mensaje. Nos guiamos por estas intuiciones, información entrante o "transmisiones kami" del pasado, por ejemplo sutras antiguas y escritos varios, y los combina con nuestro siempre cambiante estado del presente para crear y diseñar la realidad
del futuro

Interactuamos y nos sumergimos con comunicados kami, sin esfuerzo como un pez nada dentro del océano, en las aguas o información que fluye inconsciente del agua o la inmersión como el medio conductivo en el que
es llevada. Es la Kami desconectada -la energía Kami consciente que esta en todos lados en el planeta, en naturaleza y en la mente, pasado, presente y futuro -y todo lo que no es contado. El "software" en el que estos Kami fluye es nuestra vida.

Accediendo, recuperando y recibiendo esta información universalmente interactiva, construimos y hemos construido en efecto, la estructura y fundamento de nuestro propio ADN consciente. Esto ajusta el estado de "encaminamiento" o dirección hacia donde vamos en términos de evolución, nuestra red de comunicaciones globales...

Este insight dentro del ADN como información genética que sin cesar se replica a sí mismo presenta una forma nueva e interesante de vernos a nosotros mismos y a nuestras vidas. Esto validaría el concepto de "reencarnación" como una metáfora para el proceso del copiado sobre si mismo del ADN en una única inteligencia individual y formas de vida que viajan a través del tiempo.
Como una fuerza vital con la que todos estamos interconectados. Bajo esta luz, la muerte siempre es trascendida

El kami conectado, el kami desconectado. No tenemos que estar conectados a nada. No se requiere ni modem, ni sistema, ni red. Un nuevo aspecto se nos ha unido, y es nuestra habilidad para estar físicamente conectados con nosotros mismos en esta vasta red global que se
expande por todo el planeta. Es el kami conectado.

Reconocer comunicación es reconocer el kami, y reconocer el kami es ser reconocido POR el kami. Es lo mismo si nos referimos al kami conectado por ejemplo: una señal digital enviando un código de verificación que fluye por toda la red, recibiendo confirmación; o estando allí para realizar
un diálogo sincronizado con el universo: un diálogo entre lo
observado y observador; su forma directa de llamada y respuesta. Solo es usted y el kami. No hay un intermediario. Ni gobierno, ni hacker, o guru religioso. Es corazón a corazón, mente a mente

No tiene que estar conectado para estar interconectado. Es una de los reconocimientos claves del siglo veintiuno. En un sentido, estamos en el proceso de pasaje de nuestro limitado punto de vista de tercera dimensión a un reconocimiento mucho mas poderoso de esta visión kami
mega-multi-dimensional que llamamos "Casa Global"

Casa Global es una dimensión mental, física y espiritual del mundo que siempre hemos intuido, pero solo ahora comenzamos a vislumbrar. El corazón es la clave para el tercer ojo de una visión mas elevada y vice versa.

A los Tibetanos les gustaba ver la estructura de la realidad como una serie de imágenes congeladas unidas juntas como si fueran un escenario fluido continuo, o que sea lo que el observador esta "viendo". Existe una preocupación intuitiva colectiva renovada que cree que la mecánica
de la realidad debería ser tan buena como nuestra percepción de ella. Por ejemplo, existe una paralelo entre el concepto "yin" tibetano de la realidad y el "yang" o la manera mas lineal que una computadora expresa un retoque de tres dimensiones por medio de su software. No
es coincidencia que el humano y su expresión tecnológica sea mutuos espejos.

Cada cosa que vemos en nuestra existencia es un espejo sostenido ante nosotros tanto individual como colectivamente, mostrándonos con perfecta claridad nuestro inherente "Shiva", naturaleza construida dentro
del ROM de nuestra mente.

****
Estamos conectados con el futuro en como hemos estado unidos a nuestras comunicaciones en el pasado y en como creamos y construimos estas conexiones ahora

Como un todo, quizá estemos moviéndonos hacia el hallazgo de maneras alternativas de mantener estas conexiones durante momentos de cambio, caos y anarquía.

En el mundo informático, cuando un usuario hace "bakups" de toda la información que han almacenado y no quieren perder, duplican esos datos para proteger y asegurarse de su perdida por incendio, robo o corrupción del dato y del
soporte que lo contiene. De igual manera, podemos crear en el ciberespacio bakups redundantes de todo lo que concebimos, crear y digitalizar. Haciendo esto, estamos digitalizando pensamiento. Bajo esta luz, el "alayavijnana"
o "conciencia almacenada", es la epitome de un espejo universal del sistema backup de toda la realidad.

****
Otro modelo está en la experiencia potencialmente unificadora de la inmersión completa en el ciberespacio. El sí mismo del observador totalmente compenetrado en la experiencia es inconsciente de su "si mismo" durante
ese momento en tiempo y espacio. Solo son ellos y el programa con el que interactúan. Tengamos en cuenta, que así como el símbolo del yin-yang del equilibrio, ellos aun están conectados al hardware y al kami conectado-
desconectado, pero aún desconectado de la naturaleza dual de la realidad "normal" y la auto-conciencia. Desconexión dentro de conexión. Una parte
de su contraparte se autocontiene.

***

El tema subyacente de "El Tao Virtual" es que finalmente, uno es su propia interface global. El camino es percibido de manera consensuada por nosotros, y nosotros por éste, y probablemente depende del lugar donde estamos parados al momento de observación, siendo observados,
o emergiendo juntos, cualquiera sea el caso. Estamos parados en la vasta "Web de Indra" de la realidad interactiva. En las palabras de los físicos quánticos Bohr y Heisenberg, "Nos hemos dado cuenta que el universo es un universo participativo". El reconocimiento de que
somos la única interface requerida entre nosotros y el universo es lo que hace a lo intangible en tangible y la realidad cambiante de la Casa Global mucho mas claro.

El cliché de la "realidad es lo que uno haga de ella" se convertirá en verdadera cuando nos damos cuenta, que es una especie de camino conectado tanto de manera mecánica como espiritual. Algún día, quizá, descifremos el lenguaje de la interface de la realidad, y obtengamos
un atisbo del código subyacente estructural de la naturaleza que ha sido traducida por los fantasmas en la máquina, el kami y todos los conceptos de lo divino que hemos estado creando para expresar nuestra intuición en
este vasto fenómeno.

Si usted fuera el universo tratando de tener una relación directa con el hombre, ¿cómo lo haría? ¿Qué clase de mensaje o señal respondería? Tal vez sea teniendo distintos objetos y sucesos congregados en un
patrón total en tiempo y espacio que coincida con un sucesos importantes o hasta sin importancia en un día especial. Esta es la esencia de sincronicidad como es el pensamiento holográfico. Una metáfora visual:
si echamos una mirada a una pieza de la película holográfica con una imagen de Saturno, y cortamos esa imagen en cientos de pedacitos, cada pequeña pieza seria el medio para mostrarnos la imagen de Saturno entero.

La sinergia combinada entre el psicólogo Carl Jung y el físico Wolfgang Pauli, quienes acuñaron el termino "sincronicidad" les permitieron actuar a ambos como si fueran el mensaje y medio o la onda mensajera para la información entrante que se llama sincronicidad.

Mucha gente alguna vez, han experimentado paralelismo no causales o coincidencias inusualmente poderosas que parecían superar la explicación de la mera circunstancia. Así, aunque el fenómeno de sincronicidad ya existía, esto
es un ejemplo de información que ha resurgido en el momento justo cuando el "conducto" adecuado se hizo presente para dar una explicación reconocible
por todos aquellos que han tenido tales experiencias, y una visión comprensiva de aquellos que no lo han experimentado de manera directa. Si ese concepto
hubiera sido introducido en un lugar o momento diferente, hubiera caído en oídos sordos, solo para permanecer dormido durante otros 100 años.

Sincronicidad tiene su propio momento interactivo. Mas crece nuestra conciencia mas notamos estos sucesos sincrónicos. Estamos aprendiendo a diario mas
sobre como cambiar nuestro "satélite de conciente conciencia" en su dirección. Sincronicidad es el claro cristal de transmisión del proceso paralelo. Si recibimos la señal o no es irrelevante. Somos parte del campo de la información sincrónica o del circuito de feedback, y podemos saltar
dentro y fuera de el todo el tiempo.

Además de estos sucesos sincrónicos únicos y significativos que vemos a diario, suceden hechos ya sea localmente como no local, desde lo inmensamente astronómico a lo infinitamente pequeño. En términos quánticos no locales, una partícula puede separarse de su contraparte y separarse en espejos y si una parte es enviada a otra parte del mundo, cada parte estará respondiendo de manera idéntica al estimulo, cada parte refleja a la otra mitad melliza, mas rápido que la velocidad de la luz. Es como si la información ya es residente
dentro de ambas partes, apareciendo como si ellas tuvieran un dialogo telepático con la otra.

Hemos visto como estamos emergiendo -como una economía global, sociedad y entidad- dentro de la Matriz viviente que en muchas maneras refleja una
"red neural global" en tiempo real. Esta "red neural" es el matrimonio de la mente global, cuerpo y espíritu. Cada uno de sus componentes está trabajando en tandem con el otro para enviar y recibir información que se esparce por el globo por medio del software neural-net del Tao Virtual.

Alexander Besher es el autor de "The Pacific Rim Almanac" y "Rim: a novel of Virtual Reality" que fue nominado al premio Philip K.Dick en 1994 que fue nominada al premio de 1994, Pamela Engebretson y Francoise Bollerot son socios del Sr. Besher en su nueva compañía creativa,
Rim Productions. están colaborando en proyectos multimedia incluyendo una serie de CD-Rom, "The Chi Chronicles". "The Virtual Tao" esta tomado de un work-in-progress, (trabajo en proceso) "A Virtual Tale of
the Coming Millenium" © 1996 por Alexander Besher, Pamela Engebretson, y Francoise Bollerot.




2002 Shambhala Sun Magazine

No hay comentarios.: