julio 13, 2004

El jardín de senderos que se bifurcan

Al día siguiente de ver "Dark City", mientras ordenaba los anaqueles de una de las bibliotecas donde trabajo, me topé con "Ficciones", el libro de cuentos de Jorge Luis Borges. Sin dudar lo tomé y comencé a leer, esa misma noche, "El Jardín de Senderos que se bifurcan"

El viernes pasado, en una reunión de amigos, comenté la "extraña" relación que establecí al pasar de ver "Dark City" a leer "Ficciones" y un cólega amigo mío me dijo que no era del todo extraño, dado que en ambas prevalecía la imágen del laberinto.

Y ahora que estoy escribiendo, reflexiono sobre dicha conversación y entiendo porque mi subconsciente hizo esa analogía, tan clara para mi amigo: John Murdock baja y baja escaleras en espiral, corre como un loco por la ciudad en tinieblas buscando una salida (léase Shell Beach y el océano) que le permita encontrarse con su pasado y así poder reencontrar quien es él en verdad. Toda "Dark city" es un laberinto, pero a diferencia del laberinto de "El jardin..." es espacial y no temporal

No hay comentarios.: