diciembre 05, 2004

Neuroplasticidad

Este artículo data del 21 de noviembre. Recién hoy lo encuentro, porque esta tarde hablé con una cólega sobre "Primavera, verano, otoño, invierno ...y primavera" y ella me comentó que había visto un programa en Discovery Health, donde decían que había salido una nota en la revista "Time", donde explicaba el procedimiento de scanear el cerebro de un monje para ver como funcionaba las conexiones entre cerebro físico y emociones excelsas tales como la felicidad.

Buscando en Google News, encontré este artículo donde nos cuenta que ese procedimiento se llama "Neuroplasticidad". Veamos

"Los Budistas y los científicos se encontraron el mes pasado en el hogar del Dalai Lama en Dharamsala, India, para discutir uno de los tópicos más calientes de la neurociencia: Neuroplasticidad

El término hace referencia a la habilidad que tiene el cerebro, (descubierta de manera reciente) para cambiar su estructura y función, en particular expandiendo o fortaleciendo circuitos que son utilizados y por aumentar o disminuir aquellos que están involucrados en el proceso.

La ciencia de la neuroplasticidad ha documentado los cambios cerebrales que reflejan una experiencia física y el input del mundo exterior. Los pianistas que tocan muchos arpeggios, por ejemplo, las regiones del cerebro que controlan el dedo índice y dedo medio se fusionan, aparentemente porque cuando un dedo presiona una tecla en uno de esos movimientos de fast-tempo, el otro casi lo hace simultáneamente, forzando al cerebro a pensar que los dedos son uno. Como resultado de las regiones cerebrales fusionadas, el pianista no puede mover esos dedos de manera independiente uno de otro

Ultimamente, sin embargo, los científicos han comenzado a preguntarse si el cerebro, puede cambiar en respuesta a las señales puramente mentales internas. Es en este punto que los Budistas entran en escena.

Su tradición por siglos de meditación ofrecen un experimento real, en el poder de estos mover, pensamientos y alterar la materia física del cerebro.

...

El resultado fueron las imágenes escaneadas que Davidson proyectó en Dharamsala. Ellos compararon la actividad cerebral de los voluntarios que eran meditadores novicios con los monjes Budistas quienes habían pasado más de 10000 horas meditando. La tarea fue practicar meditar "compasión" generando un sentimiento de amor hacia todos los seres humanos.

“Tratamos de generar un estado mental en el que la compasión permea toda la mente sin ningun otro pensamiento," dijo Matthieu Ricard, un monje Budista del Shechen Monastery en Katmandu, Nepal, que tiene un doctorado en genética

Al comparar la diferencia entre novicios y monjes, estos últimos mostraron un incremento dramático en la actividad cerebral de alta frecuencia, llamada ondas gamma durante la meditación. Se piensa que este sea la firma de la actividad neuronal que une a los circuitos cerebrales con las ondas gamas que subyacen en una elevada actividad mental tal como la conciencia

...

<>Utilizando el scan cerebrall llamado "functional magnetic resonance imaging" [algo así como imagenes de resonancia magnética funcionales], los científicos ubicaron regiones que estaban activas durante la meditación de la compasión.

La mayor actividad fue en el cortex prefrontal izquierdo (el asiento de emociones positivas tales como felicidad), una actividad inundada [en el original, léase Swamped] en el prefrontal derecho (sitio de las emociones negativas y ansiedad) algo nunca visto desde una actividad puramente mental.

El estudio será publicado en "Proceedings of the National Academy of Sciences"

Esto abre la posibilidad tantalizante que el cerebro, así como el resto del cuerpo, puede ser alterado de manera intencional. Así como los aerobicos esculpen los músculos, así el entrenamiento mental esculpen la materia gris de manera que ahora los científicos solo comienzan a avisionar

Fuente: Phayul

No hay comentarios.: