octubre 27, 2006

Neuroplasticidad: Libro recomendado


Pierre Magistretti y François Ansermet
"A cada cual su cerebro"
Plasticidad neuronal e inconsciente

serie discusiones 237 páginas, 13 x 20 cm
"Escrita en colaboración por un psicoanalista y un neurocientífico, esta obra muestra cómo la cuestión de la huella, eje del fenómeno de la plasticidad, se sitúa claramente en la intersección entre neurociencias y psicoanálisis, lo que permite poner en serie huella sináptica, huella psíquica y significante. Así, los conceptos psicoanalíticos de inconsciente y de pulsión adquieren una resonancia biológica, y se revelan como fundamentales para el psicoanálisis y para las neurociencias, abriendo una vía de colaboración de consecuencias impensables entre dos disciplinas que hasta hace poco parecían incompatibles".
Como lo entiendo yo, a cada nuevo concepto o meme introducido en nuestro mapa conceptual, ya sea por aprendizaje cognitivo o emocional, nuestras neuronas realizan un impulso electromagnético, produciendo una sinapsis nueva. El conocimiento antiguo es reemplazado totalmente por una nueva "representación" conceptual. Y así sucesivamente. Quizá mientras escribía estas palabras mi cerebro plástico haya cambiado la dimensión de mi visión del mundo.
Para interiorizarse más del tema, les propongo que en el Google Search, busquen los términos "neuronal plasticity"

3 comentarios:

David dijo...

Creo que puede ser un buen punto a tener en cuenta. Leer este libro puede ayudarnos a entender mejor cómo funciona nuestra propia mente.

last citizen dijo...

interesante concepto, sin embargo, como evitar los errores cometidos por los positivistas? eso de buscar el mapa nuerologico para cada fenomeno psicologico es un camino resbaloso que siempre termina en el mismo callejon sin salida, o sea, el problema de la causalidad, la micro-voluntad psicologica ad infinitum...
de lo q he leido, me gusta un monton tu blog, re-interesante y diverso... me interesan mucho de los mismos temas desde la perspectiva de la filosofia de la mente (j. searl, parfit, shoemaker, hofstadter) asi q seguire leyendo tu blog.
saludos

Dr Gabriel Motta dijo...

Lo interesante del encéfalo es que aprende con cada cosa nueva, creando nuevas conexiones neuronales. En el ejercicio repetitivo y coordinado de las artes marciales, con un fin o un propósito de "ir hacia un lado" de un ejercicio "motivado", es que al ir desarrollando sus nuevas sinapsis se configura en forma incosciente, un encéfalo más complejo con cada cosa nueva que se aprende; tal es así el "nuevo encéfalo" que no es un simple acumulador de vivencias, como una memoria acumuladora, sino que tiene en sí mismo, un sistema de incontables niveles y trasciende al ser viejo y el propio ser se transforma en un nuevo individuo con cada experiencia. O sea que la libertad nace en el movimiento motivado por esa ansia de resolver. La libertad no se da por una acumulación de muchas ideas, pensamientos y virtudes, sino por la velocidad con que elige la solución apropiada, en el momento oportuno. En artes marciales aprendemos tantas técnicas, pero a la hora del combate físico o mental, nuestro encéfalo estará mejor preparado, con la respuesta adecuada para el momento indicado.

Una forma de locura es esperar resultados diferentes haciendo siempre lo mismo. Es el operador y no la memoria, el que elije la letra y el estilo, EL ARGUMENTO DE VIDA.

A lo largo de la vida, el encéfalo se hace cada vez más inteligente porque la mente se prepara para retos cada vez más complejos. DEBIDO A LAS NUEVAS REDES NEURONALES CREADAS por el ejercicio motivado reiterativo, por las hormonas segregadas, UTILIZA ESE NUEVO SISTEMA DE REDES, PARA NUEVOS POPÓSITOS, COMO SUSTRATO DE LA IMAGINACIÓN Y DE LA INTUICIÓN Y DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL. Ese es el secreto de la finalidad del SER, y es a través del servicio. SERVIR PARA ALGO ES TRASCENDER. Motivo y virtud van de la mano.