enero 08, 2007

De como el Cerebro ve el futuro



La memoria humana, la habilidad que tenemos a veces para recordar vividas imagenes mentales de experiencias pasadas, han sido estudiadas, durante los últimos 100 años. Pero hasta ahora, ha sido poco lo que se ha logrado saber acerca de los procesos cognitivos subyacentes, que existen sobre esta otra forma de realizar viajes en el tiempo: la mental, o la habilidad de imaginar o "verse" a uno mismo participando en un suceso futuro.
Comparando imagenes de la actividad cerebral que responden a la lectura de posibles pistas a sucesos de "auto-recuerdos" y "auto-futuro", investigadores encontraron una masiva actividad en una parte del cerebro, utilizada para recordar el pasado y otro tanto en otra para leer "el futuro". (Imagen cortesía de la Universidad de Washington, en St Louis)
Ahora, investigadores de la Universidad de Washington, en St. Louis, han utilizado técnicas de lectura cerebral avanzadas para demostrar que tanto el recuerdo del pasado como el avisoramiento del futuro tal vez estén tete a tete con patrones correspondientes a sendos procesos, es decir, dentro de la misma red de regiones cerebrales.
"En nuestras vidas, probablemente pasamos más tiempo tratando de visionar lo que vamos hacer mañana o más tarde en el mismo día, que recordando, pero no sabemos demasiado de como vamos formando estas imagenes mentales del futuro," dice Karl Szpunar, lider del estudio y un estudiante del doctorado psicológico en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington.
"Nuestros hallazgos nos proveen el apoyo necesario para la idea de que la memoria y el pensamiento sobre el futuro están altamente interrelacionados y nos ayudan a explicar porque el pensamiento futuro tal vez sea imposible sin los recuerdos"
"El estudio arroja una nueva luz sobre como la mente humana realiza la recolección de experiencias pasadas para prepararse para los desafíos futuros, sugeriendo que la visión del futuro, tal vez sea un pre-requisito crítico para muchos de los más elevados procesos de planificación.
Otro estudio, cuyo co-autor, sea Jason M. Watson, un graduado doctoral de la Universidad de Washington ahora profesor asistente de psicología en la Universidad de Utah, y Kathleen McDermott, un profesor asociado de psicología de Artes y Ciencias y de radiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, sugieren que los hallazgos son notables por dos razones:
a) El estudio demuestra claramente, que la red neural que delinea el futuro no está aislada en la corteza frontal del cerebro, como algunos habían especulado. Aunque los lóblulos frontales juegan un rol bien documentado con respecto a procesos ejecutivos orientados al futuro, como por ejemplo lo es, la anticipación, la planificación y el monitoreo, la chispa de estas actividades tal vez sean el proceso verdadero de avisorarse uno mismo en un suceso específico futuro, una actividad basada dentro y sobre la misma red neural utilizada para los recuerdos autobiográficos.
b) Dentro de esta red neural, patrones de actividad sugieren que el contexto visual y espacial para nuestro futuro imaginado a menudo es colocado junto utilizando nuestras experiencias pasadas, incluyendo recuerdos de movimientos especificos corporales y cambios de perspectiva visual-- datos almacenados mientras navegamos a través de settings similares en el pasado.
Estos descubrimientos, McDermott sugiere, nos ofrecen un fuerte sustento para la teoría reciente de la memoria, que dice que recordar el pasado y avisorar el futuro descansa sobre muchos de los mismos mecanismos neurales. La especulación previa ha estado basada largamente sobre la observación anecdotal de niños muy chicos, casos de depresión severas y personas dañadas cerebralmente con amnesia.
"Existe un descubrimiento poco conocido y no muy bien investigado que dice, que si uno tiene una persona amnesica que no puede recordar el pasado, esta persona no será del todo buena para planificar el futuro o saber que va a hacer el día de mañana"
***---***
En este estudio, los investigadores utilizaron fMRI, imagenes de resonancia magnética, para capturar la activación de patrones cerebrales mientras a los estudiantes investigados le daban 10 segundos para desarrollar imagenes mentales vividas de ellos mismos o de celebridades famosas participando en tareas cotidianas. Presentadas con una serie de recuerdos, tales como perderse, pasar tiempo con un amigo o asistiendo a un fiesta de cumpleaños, se le pidió a los participantes que asociaran un suceso relacionado a su propio pasado; avisoraran experiméntandose un evento similar en su vida futura; o sacando una foto a una celebridad -específicamente al ex-presidente Bill Clinton- participando en un evento similar.
***---***
Comparando las imagenes correspondientes al "auto-recuerdo" y "auto-futuro", los investigadores descubrieron actividad en las mismas regiones del cerebro utilizadas para recordar el pasado y para avisorar el futuro -cada región involucrada en recolectar el pasado también fue utilizada para avisorar el futuro.
Continúen leyendo aquí

No hay comentarios.: