enero 08, 2007

Pattern Recognition o Mundo Espejo

Es el libro recomendado del mes. No por una razón en especial. Hoy, mirando lentamente las vidrieras, pasé por "casualidad" por una librería de libros usados y vi "Mundo espejo" en oferta. Raudamente tomé un ejemplar y lo compré antes que se estrene en cines. Porque ustedes ya saben que Peter Weir la dirigirá y el propio William Gibson colabora en la adaptación al cine.
Ahora buscando en internet el patrón de búsqueda: "cyberculture + gibson+ pattern+ recognition", encontré este artículo bastante nuevo, en sí nuevisimo, de una revista on line, "winter/spring 2007" "The Red Critique"
Veamos que dice sobre la novela:
"El cambio de "consumo" a "valores" es el centro de la novela de William Gibson "Pattern Recognition". Descripta por "El Economista" como la "mejor exploración de la función y poder de la comercialización de productos y publicidad en la era de la globalización y la Internet"
[nota de la transcriptora, y eso que es una novela de ciencia ficción, en Buenos Aires, editada por la editorial Minotauro. En realidad, la ciencia ficción, es la mejor manera de contar nuestras miserias sin que los gobernantes de turno se ofendan demasiado :) ]
"Pattern Recognition se ha convertido en una lectura cultural canónica sobre los cambios culturales que están ocurriendo como resultado de la globalización. La historia de una "trabajadora del conocimiento" que se siente desilusionada con la cultura corporativa, que ha hecho de la novela de Gibson tan atractiva, argumento, es la forma en la que combina un criticismo de la cultura homogenea "local" por un capitalismo transnacional con un espiritualismo para crear una "cyber" lectura post-política y post-ideológica, de lo contemporáneo, por medio de una búsqueda del "alma" en un mundo sin "alma", que habla del incremento de la ansiedad laboral y restaura su fe en la idea de la clase media como un espacio de descanso de las desigualdades sociales del capitalismo."
"El personaje central en la novela es Cayce Pollard, una "cazadora de tendencias" freelance cuyo trabajo es viajar por el mundo buscando tendencias culturales emergentes antes de que lleguen a la masa para agencias de publicidad que utilizan estas tendencias para desarrollar nuevas campañas publicitarias. A primera vista, parecería que como trabajadora "del conocimiento" ella, gozaría de los beneficios de un mundo post-industrial, la labor inmaterial de Cayce representa precisamente lo que ambos teoristas de derecha y de izquierda de la globalización tales como as Thomas Friedman (The World is Flat) y Antonio Negri y Michael Hardt (Multitude) celebran como la maquinaria cultura de la nueva economía global. Basta decir, que su trabajo de leer e interpretar el cambio rápido del paisaje cultural de la globalización -parte del "reconocimiento de patrones" del título -significa que no solo trabaja dentro de la realidad del capitalismo iPod 'listo en un minuto', sino que sirve como una de los arquitectos culturales principales que posibilita a las corporaciones para "pivotear dentro del nuevo siglo (10) "
"Sin embargo, cuando la novela comienza Cayce arriba a su video musical dirigiéndose al departamento de su amigo en Camden Town, en el distrito comercial de Londres, donde ella ha tomado un trabajo con una corporación "post-geográfica" llamada "Blue Ant", para hacer el review de una nueva marca de zapatillas, sabemos en una lectura completamente diferente que un grupo de cyber-hipsters trabajan en los límites de la cultura. "
"En lugar de celebraciones de la tecnología y de la sociedad de consumo que uno encuentra en las primeras novelas sobre la globalización, tales como la de Douglas Coupland, "Microserfs", Cayce es descripta como que posee un sentimiento de estar atrapada en la globalización ... Y a pesar de permanecer en un departamento lleno de bienes de consumo y de ayudar a los anunciantes a tener un mercado más efectivo, ella encuentra este mundo como "demandas reptilineas de sexo, alimento y sedación (1)".
Baste decir, que aunque el departamento parece estar repleto de toda clase de commodities que parecieran representar la plena libertad de "elección" disponible para los consumidores occidentales, ellos son descriptos como "desprovisto de contenido comestible como las vidrieras de [sus] diseñadores en Camden High Street (1). Mas que como representaciones de una vida excitante de la nueva elite global, los avíos de la sociedad de consumo que la rodean son descriptos como "muy limpios y casi enteramente vacíos" (1), impotentes de llenar las promesas del mantenimiento de una vida cómoda por medio del consumo que ha llegado estar asociado con el estilo de vida de la clase madia. Más aún, en lo que es descripta como "una experiencia de la cultura outsider" (137), más tarde sabremos que el padre de Cayce ha desaparecido el 11 de Septiembre, y que ha estado allí sin ninguna razón" (134)"
Para seguir leyendo sobre la novela y sobre la crítica que hace con ella Gibson a la Clase Media, clickeen aquí

1 comentario:

Erika dijo...

Coincido con esta descripción del libro. Personalmente, me causó alivio leerlo y ver expresada la mitología dominante de la imagen, de las marcas y del mercado; y también, la descripción de jerarquías de prestigio a quienes todos aspiran, asociadas a las crudas realidades del poder. En un mundo hipnotizado por supuestas realidades a comprar, donde todo es signo y guiño, es genial que Gibson haya creado un personaje que comprende la degradación que conlleva "la imitación de la imitación de la imitación".