febrero 22, 2007

Bifurcaciones y Literatura



Hoy la actualización del "Tao de Internet", se da con contenidos extraídos no solo de Internet sino del mundo real (pero ustedes me preguntarán ¿existe un mundo real? ¿este mundo real es el mismo que habitaron nuestros abuelos? o ¿ahora es una realidad hibrida...? En fin. Stop. Ups ya me bifurqué). Como les decía, hoy en el mundo real trabajando como siempre tuve la visita de un profesor de historia del arte que donó a la biblioteca de la escuela donde trabajo, algunos ejemplares antigüos de la revista Ñ de Clarin y algunos suplementos de Arquitectura del mismo diario.






Y hete aquí, que en el primer ejemplar que tomé para darle un vistazo, saqué esta nota que me pareció muy pertinente al mundo de mi blog. La Narrativa no lineal. Las bifurcaciones narrativas impresas, artísticas, sonoras, visuales. Se trata de una reseña sobre el libro de Paul Auster: "La Noche del Oráculo", cuya portada coloqué en el margen superior izquierdo.
¡De mas está decirles que será el siguiente libro que me acompañará en mis viajes cotidianos urbanos!



Aquí les transcribo algunos párrafos:



Extractos de
"La novela de las historias que se bifurcan" por Margara Averbach. Ñ : revista de cultura; 2004(62)


"La Noche del Oráculo es una vuelta al mejor Paul Auster. Ahí están de nuevo: la estructura compleja en la que una historia se desdobla en dos y cada una en otras dos, y así sucesivamente, a la Borges, la primera persona narradora, un escritor obsesionado por las relaciones arte/vida: el medio urbano y neoyorquino, las descripciones –exactas e intensas - de negocios de la ciudad, en este caso de librerías; la magia escondida en objetos cotidianos, las casualidades, los proyectos alocados ... y los textos no narrativos –fotocopias de una guía de Polonia, cartas –que interrumpen el relato principal."

---***---

"El interés principal de Auster está en la ambigüedad, expresada sobre todo en el cruce entra realidad y ficción. En ese sentido, La Noche del Oráculo, es uno de sus libros más complejos. Por ejemplo, aquí se atreve a contar una historia y abandonarla en el momento del climax, demostrando así que en la vida y en los libros, hay historias que no van a ninguna parte y que el final nunca es obligatorio"

"Cuando empieza el relato, el narrador de Auster estuvo frente a la muerte y reflexiona sobre la casualidad y el significado de la vida. La reflexión se da en todos los planos en su historia personal, en la novela que trata de escribir y en la novela que lee el personaje de la novela que trata de escribir. La reflexión llega a la conclusión de que el ser humano es presa de fuerzas incomprensibles. Ningún análisis sirve para entenderlas ni el temporal ni el espacial. El coleccionista de guías telefónicas se debate en ese dilema cuando organiza su colección, primero por lugares y luego por fechas."

"El libro tiene trece largas notas al pie, en la que Auster sigue ramas del relato que no están en el texto principal o se remonta a un pasado anterior a la acción. Las notas son tan narrativas como el resto de la novela: están ahí como símbolo de la duplicidad esencial del mundo. Todo se divide y el texto no es excepción: dos letras (una más pequeña que la otra), dos historias, dos librerías, dos padres y mas. Los senderos se bifurcan constantemente . Nada es una sola cosa. Este es el concepto esencial de esta casa de espejos, que se las arregla para no marear ni cansar al lector"


"Casi al final del libro, se discute un tema que toca tanto al arte como a la vida: el lenguaje. Los personajes hablan sobre dos definiciones de "palabra": la occidental que concibe una grieta absoluta entre lenguaje y mundo: y la de los pueblos no europeos, que piensan que el lenguaje y el mundo están unidos y que hay que manejar con cuidado las palabras porque ellas modifican las cosas que nombran"

1 comentario:

Anónimo dijo...

Toda la obra de Paul Auster abunda en la cuestión del azar, los paralelismos con significado y los extraños cruces del destino que resultan decisivos en las vidas de los personajes. Con frecuencia esas manifestaciones sincrónicas producen cambios espirituales de gran calado en los personajes.
Acabo de leer "El libro de las ilusiones" y también resulta muy revelador en ese sentido.