agosto 08, 2007

Informacion Activa y David Bohm


Como resultado de una búsqueda sobre sincronicidad llegué a este artículo de David Peat, que habla sobre Información y las especulaciones que hizo al respecto David Bohm, creando así el termino "Información Activa".




Mientras transcribía el artículo, pensaba como se nota la incidencia que tuvo Krishnamurti sobre Bohm, porque en una parte habla de como nuestros pensamientos pueden afectar la materia, una vez que nosotros le hayamos dado significado a determinada información.




Aquí verán que la información por sí misma no significa nada, solo es un conjunto de 0 y 1, pero que actuando dentro de un determinado contexto y si tiene significado para nosotros, puede trasformar todo nuestro mundo material.




Esto me llevó a pensar en que algo así debe ocurrir cuando se produce las sincronicidades: cuando prestamos atención a determinado hecho o información, el vinculo se establece y una cadena de acontecimientos significativos se desencadena. El potencial siempre estuvo allí, pero recién cuando lo afectamos con información y atención, comienza a desplegarse.




Bueno aquí les dejo el artículo transcripto para que se apasionen como lo hice yo misma






Abstract
Está propuesto, en espíritu de la especulación abierta, que la ciencia está ahora lista para acomodar un nuevo principio, “la información activa”, que es un principio paralelo a los principios de energía y materia. La Información se conecta a conceptos tales como forma y significado que están siendo debatidos en muchos otros campos que van desde la biología a la neurociencia, de los estudios de conciencia y la naturaleza de diálogo. Quizá tal vez sea el factor integrador entre mente y materia.


Mientras el principio de Información tiene un considerable potencial también arroja una variedad de interrogantes cuya clarificación y resolución tal vez ayuden a aumentar la comprensión en otros campos.




Introducción
Hacia fines de los 80, David Bohm introdujo la noción de la Información Activa dentro de su interpretación ontológica de la Teoría Cuántica. Su idea fue utilizar la actividad de la información como una forma de explicar la naturaleza real de los procesos cuánticos y, en particular, la manera en que una sola salida física emerge en posibilidades múltiples.


Inicialmente esta idea, de la información como una actividad física, estaba unida a la teoría particular de Bohm, pero, como lo propone este ensayo, es posible que vaya más allá y eleve a la “Información” a un nivel de un nuevo concepto físico, uno que puede se colocado junto al de Materia y Energía.


Información conecta los clusters de ideas fértiles que están siendo debatidas en física, biología, investigación de la conciencia y la neurociencia.
Estas están agrupadas alrededor de las nociones de Información, Forma y Significado, cada una de las cuales serán debatidas más adelante.


Hasta hoy no queda claro como estas ideas finalmente se integrarán juntas sino que la resonancia entre ellas está chocando y deberían proveer un núcleo próspero para investigación y especulación.


Por un lado, la noción de información está firmemente basada dentro del contexto de las ciencias físicas, es mas tiene una aplicación inmediata, por ejemplo, en los estudios de la conciencia. Tales ideas son particularmente enriquecidas en la manera que conectan a los nuevos abordajes de la salud, sanación, diálogo y la cohesión de la sociedad.


Cuando las ideas comienzan a salir juntas de esta manera, está sugiriendo que un quiebre fundamental no está lejos. Uno piensa enseguida en la red de abordajes y en las nociones que han sido debatidas en la primera parte del siglo veinte y como ellas finalmente avivan la llama de las teorías cuántica y de la relatividad. Hoy existen discusiones similares no resueltas, sobre la naturaleza de la mente, las funciones cerebrales y la conciencia, el pre-espacio y álgebras que yacen por debajo de la teoría cuántica, y la naturaleza de la salud y de la sanación.



Información es algo que pudiera jugar un rol significante en la comprensión de la naturaleza del universo físico, y al mismo tiempo, tener un rol clave en la operación de la conciencia. Conceptos de significado, forma e información pudiera también jugar un rol integrador trayendo unidad a otras áreas de especulación.


***---***



Información
A primera vista “información” no tiene un rol dentro del mundo de la física. Hechos, datos e información están contenidos en libros, o recoleccionados por científicos, pero no tienen independencia, existencia objetiva en mundo físico aparte de su interpretación por parte de los sujetos humanos. La “teoría de la información” de Shannon y Weaver, por ejemplo, se relaciona con el camino de los datos, bites de información, que viajan a través de la línea telefónica o dentro de otro sistema de transmisión. El “Significado” de un mensaje particular es irrelevante, lo que es significativo aquí, solo es el mecanismo de su codificación y decodificación, además de los roles relativos jugados por el ruido y la redundancia.


Pero una investigación mas profunda sugiere que las cosas son más sutiles y menos obvias. La noción de entropía, por ejemplo, está presente en ambas teorías de la información y termodinámica. Es otro concepto que comenzó con una ontología incierta. Por un lado, en la entropía termodinámica está relacionada con variables bien definidas, tales como la temperatura y la capacidad de calor, por el otro, habla, de un grado de “desorden” con un sistema, o de un quiebre del orden y la información, o de la degradación del contenido de información de un mensaje.



Existe la cuestión de la cantidad de información requerida para definir un sistema. Un sistema aparentemente “ordenado”, exhibe una conducta estrictamente periódica requiere de una pequeña cantidad de información para su definición.


Sistemas del azar, o altamente complejos, por un lado, son definidos por una cantidad potencialmente infinita de información. ¿Pero existe medidas puramente objetivas o ellas dependen siempre de algún sujeto para asignarle algún significado?


Prigogine está intentando colocar el concepto de entropía dentro de una base más clara y objetiva pero el debate continúa.


El misterio de la información se profundiza con el descubrimiento de Beckenstein acerca de la relación entre la cantidad de información pasando en un suceso horizontal, contenido de entropía y el radio de agujero negro.


Aquí hay una definición totalmente objetiva cuantitativa de la información dentro de la física.


***---***

El hito de darle a la información un rol más físico viene de la propuesta de Bohm que establece que la información juega un rol activa en los sistemas cuánticos. En las investigaciones sobre la Variable Oculta de Bohm, en 1952, propone un abordaje alternativo a la teoría cuántica en la que el electrón es una partícula realmente guiada por un nuevo tipo de fuerza, el potencial cuántico.



Mientras a primera vista la teoría de Bohm aparece de alguna manera “clásica” –electrones tienen senderos reales- el potencial cuántico es enteramente nuevo. A diferencia de otros potenciales en física sus efectos no dependen sobre la fortaleza o “tamaño” del potencial sino solamente en su forma. Es por esta razón que objetos distantes pueden tener una fuerte influencia en la noción de un electrón.



En el experimento de la doble ranura, un experimento del cambio de paradigma de la teoría cuántica, los efectos de las ranuras son experimentadas por los electrones localizados a muchos centímetros de separación. Es muy difícil explicar en términos convencionales pero lo que sigue es completamente natural una vez que el potencial cuántico ha sido introducido. En realidad, es el potencial cuántico que es responsable de todos los efectos nuevos exhibidos en la teoría cuántica. La forma del potencial cuántico es extremadamente compleja y refleja todo el setup físico de una medida cuántica.


La complejidad de su forma es también lo que da extensión a los procesos aparentemente azarosos del mundo físico, tales como la desintegración de un núcleo radio-activo o la naturaleza dual de onda-partícula del electrón.
En el abordaje de Bohm sobre su propia teoría se convertirá en mas sutil con el correr de los años y pronto comenzó a hablar no solo de la forma del potencial cuántico sino también de la “información” que este contiene. La acción del potencial cuántico no es empujada ni sacada del electrón o de su sendero. Mas bien, Bohm le parecía ser una señal de rada que guía un barco. La información dentro de la señal del radar actúa vía un dispositivo automatizado, para cambiar la dirección del barco. La información por sí misma no empuja al barco, sino mas bien “da forma” la energía creciente de las máquinas.


Información entonces, permite hacer una distinción entre lo que podríamos llamar energía “sin forma” y una energía más sutil, una actividad que puede ser identificada con la información. Esta información actúa sobre una energía cruda para darle forma.


Versiones posteriors a la teoría de Bohm, dibujó el electrón no tanto como una partícula física real sino como un proceso, una onda que continuamente está colapsando hacia dentro a una región localizada y entonces se expande hacia fuera. Este proceso es guiado por un potencial super cuántico. Una actividad de información es responsable de la existencia de partículas y sucesos cuánticos.


Discutiendo el problema de la medida cuántica Bohm y sus colaboradores, desarrollaron más adelante la noción de “Información Activa”. Tomando por ejemplo, el experimento de la doble ranura. En la teoría de Bohm, un electrón tiene el potencial de tomar múltiples caminos que pasan a traves de una de las dos ranuras. En realidad, un electrón toma solo un camino. Bohm sugirió que el potencial cuántico contiene información sobre el setup del experimento. Esta información es potencialmente activa, pero una vez que el electrón ha “elegido” y comenzó a moverse hacia un sendero particular, la información sobre caminos alternativos se convierte en inactivo.


***---***


La Información, en este caso sobre el contexto de un setup experimental, es llevado, en algún tipo de forma activa, al nivel cuántico. Esta información actúa directamente sobre la materia. La información está siendo utilizada de una manera objetiva. No es algo que depende del punto de vista del observador humano.


La naturaleza actual de la información y la manera que esta es llevada aun no está enteramente claro. Es realmente correcto, por ejemplo, de hablar de un “campo” de información, dado que la información no cae fuera de la distancia ni está asociada con la energía en un sentido común.


***---***


La noción de Bohm de “información activa” está unida a su “Interpretación ontológica”. Yo propongo liberarla de una teoría particular y llevarlo al nivel de un Principio General. Bohm nunca consideró que su interpretación ontológica fuera la última palabra acerca de la teoría cuántica, mas bien sugirió que se producirían mas insights y se crearían más avenidas para una investigación posterior. Creo que es uno de los principios mas valioso es esta noción de información


***---***


Forma
Forma es un concepto clave de la biología. La función de todo, desde la actividad de una enzima a la célula o al órgano está relacionada con la forma física. Crecimiento de la célula fertilizada al adulto e un proceso de diferenciación y transformación de la forma; biólogos desde Aristóteles a Waddington, Sheldrake y Goodwin han postulado estas nociones como “campos mórficos”


La naturaleza universal de la forma y su transformación fue, en los 60’s, el sujeto de un nueva rama de las matemáticas, la teoría de las Catástrofes de Rene Tom. La Forma se ha asociado a la idea de Gestalt, de patrones globales, percepción y non-localidad; tales nociones se conectan con el funcionamiento de la conciencia y con el sistema inmune.


***---***


Significado
Si la Forma comienza con la biología (y nos conduce a la teoría cuántica). Significado comienza con la psicología. Fue Carl Jung quien subrayó el rol del significado en la Sincronicidad –esa región donde la forma y el patrón se revelan sobre los límites entre mente y materia. Para Jung, la clave fue un significado profundamente interno asociado con una experiencia de patrones sincrónicos, un significado que no termina en los límites de una conciencia personal. Significado es a la vez subjetivo y objetivo. Como Wolfgang Pauli enfatizó, así como la psicología ha descubierto lo objetivo en la psique (el inconsciente colectivo u objetivo) así la física debe encontrar lo subjetivo en la materia.


Jung acuñó esta especulación entre la materia y la mente como el “psicoide”, su factor integrador es el significado.



En el contexto de los grupos de diálogo, Bohm habló de un “campo de significado” compartido por todos los participantes. También subrayó que la manera de traer un cambio efectivo social es por medio un cambio total de significado. Significado, que pudiera ser pensado como un campo de forma, Bohm asoció esto con el sistema inmune. El sistema inmune es lo que mantiene al cuerpo todo, este coordina los procesos y es otra manifestación de significado. Si el significado se degrada cuerpo, enferma. Bohm subrayó que su máxima “un cambio de significado es un cambio de ser” debería ser tomado literalmente.


***---***


Las investigaciones de laboratorio sugiere que estos cambios en el “significado” conllevan sutiles reestructuraciones en los neurotransmisores y en la sensitividad de las conexiones. Significado, que normalmente es tomado como subjetivo se transforma y tiene una consecuencia física y objetiva.
Significado, puede actuar sobre la material, y presumiblemente, material sobre significado. (El significado de lo que vemos o pensamos es afectado por el ambiente electroquímico de nuestros cuerpos).


¿Se extiende la idea de la conciencia hacia un mundo físico? Yo creo que si. Información es, de alguna manera, codificada en una función de onda, o alguna especie de campo de forma o en algún set de relaciones algebraicas pre cuánticas. ¿Aún así que información está codificada?. Una solución es que toda la información, acerca de todo el universo está codificada o encarpetada dentro de una forma global (O como Bohm dijo, dentro del Orden Implicado). Solo lo que tiene significado o significancia, para el electrón es “activo”. La Conciencia se convierte en un cierto aspecto dinámico de este campo subyacente u orden.



La Mente es fundamentalmente distribuida por todo el mundo material.
La información por sí misma no es nada mas que un conjunto abstracto de dígitos binarios pero si actúa, si afecta la noción del electrón, coordina la danza del plasma, y el movimiento global de actividad eléctrica del cerebro, entonces tal vez tenga una significancia particular dentro de un determinado contexto. Significado llega al camino de la información que actúa dentro de diferentes contextos.


***---***

11 comentarios:

Deth dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana di Zacco dijo...

Permíteme felicitarte por tu blog tan completo que sigo regularmente. Todos los temas tratados me interesan mucho, y tu labor divulgativa es digna de aprecio.
Un cordial saludo.

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y Satish Kumar.

Mi encuentro con Jiddu Krishnamurti me reveló una visión totalmente diferente a las de Gandhi y Vinoba. Según ellos, uno encuentra significado en su vida a través del servicio. Pero Krishnamurti enfatizaba la necesidad de la libertad. Uno necesita estar libre del miedo y del condicionamiento de la mente antes de poder ofrecer cualquier servicio significativo. La libertad interna es el requisito previo de la libertad social y política.

LA LIBERTAD ESPIRITUAL EMERGE CUANDO SE INDAGA PROFUNDAMENTE EN LA CONSCIENCIA

En 1960 yo estaba en la ciudad de Varanasi (Benarés). Allí un amigo, Achyut Patwardhan, me dijo: “Debes conocer a Krishnamurti. Tu historia de entrar en una orden religiosa y luego abandonarla, le fascinará. El también abandonó su orden”.

Había oído hablar de Krishnamurti. Muchos de mis amigos eran admiradores suyos. Eran lectores asiduos de sus libros y habían acudido a sus discursos. Pero yo conocía muy poco de él y de que había dejado una orden religiosa. Achyut alegremente disipó mi ignorancia:

“Krishnamurti nació en 1895 en Madanapalle, en el sur de India. Su padre, un brahmín y funcionario del gobierno, era miembro de la Sociedad Teosófica. Tras jubilarse del funcionariado, el padre, junto con sus hijos, fue a trabajar y vivir a Chennai (Madrás), en el Centro Teosófico que estaba dirigido por la carismática y sociable señora Anni Besant. Ella quedó impresionada con el aura especial de Krishnamurti. Sus ojos profundos, oscuros y penetrantes contenían una especie de misterio y espíritu que hipnotizaban a la señora Besant. Había encontrado al Mesías, el maestro mundial, a quien ella y sus seguidores habían estado esperando durante tanto tiempo. La señora Besant quedó completa y absolutamente cautivada por la sencillez, la espiritualidad y la pureza de ese niño extraordinario”.

Achyut paró un momento para tomar algo de té. Pensé que yo tenía nueve años cuando conocí a mi gurú. Krishnamurti tenía catorce cuando conoció a Annie Besant. “¿Qué sucedió entonces?”, pregunté.

“La señora Besant no perdió tiempo. Durante los siguientes dos años ella y otros teósofos formaron una organización llamada “La Orden de la Estrella del Este” y pusieron a Krishnamurti al frente. En 1912 lo proclamaron el maestro mundial, y la señora Besant se hizo su tutora legal y lo educó en Inglaterra. Durante los siguientes diecisiete años, hasta 1929, se portó de la manera que se esperaba de él. La Orden de la Estrella del Este atrajo a varios miles de miembros por todo el mundo, y adquirió interés internacional. Pero entonces, después de indagar en su propia consciencia y alma durante mucho tiempo, después de muchas noches de confusión y angustia, Krishnamurti emergió como un espíritu libre y renunció a su papel de “Maestro iluminado”, “Gurú” o “Maestro Mundial”. Disolvió la Orden y abandonó la organización. Desde entonces ha hecho públicas sus opiniones, que me han ayudado a mí y a muchos otros a buscar la verdad y encontrar la libertad”.

Este relato me pareció apasionante y solicité, a través de Achyut, poder entrevistarme con Krishnamurti. Arreglado el encuentro, fuimos a la casa de huéspedes del colegio y Achyut tocó suavemente a la puerta. El mismo Krishnamurti, listo y expectante, abrió la puerta. “Este es Satish, el que fue monje jainista”, dijo Achyut, presentándome. “Buenos días, señor”, dijo Krishnamurti, con voz educada y suave. Yo era un joven ordinario de veinticuatro años de edad, así que me sorprendió que me llamara “señor”. No sabía qué decir. Salimos a dar un paseo matinal por la orilla del Ganges. El alba apenas rompía. En esa luz tenue miré al gran hombre, del cual había oído hablar tanto. Tenía sesenta y cinco años, pero andaba con paso enérgico. No muy alto, y sin darse aires, parecía ser un hombre muy amable.

LO SAGRADO HA PERDIDO SU SIGNIFICADO Y SE HA CONVERTIDO EN CONCEPTO Y RITUAL

Justo al borde de la ribera había una familia de peregrinos que se metían en las aguas sagradas. Krishnamurti comentó: “Los hindúes consideran sagrado el Ganges, pero permiten que aguas residuales, excrementos y otras porquerías de la ciudad fluyan al río. La palabra sagrado ha perdido su significado y se ha convertido en un mero concepto. Bañarse en el agua sagrada no es más que un ritual”. Su cara denotaba una expresión de tristeza.

“Ayer, Achyut me habló de cómo disolviste la Orden de la Estrella. Lo habrás comentado muchas veces, pero me gustaría oír de ti por qué lo hiciste”. “Sentí –dijo- que no hay un programa fijo con el que se pueda llegar a la verdad. La verdad es una tierra sin caminos. Ninguna religión es capaz de llevarnos a la espiritualidad o a la libertad. Las religiones son una causa de esclavitud tanto como cualquier otra. Sólo nos pueden ofrecer una jaula o prisión religiosa. Para andar libres tenemos que deshacernos de todas las muletas. Las religiones no son más que los intereses creados de la creencia organizada, separando y dividiendo a las personas. Las religiones se basan esencialmente en el miedo. Cuando comprendí esto, cuando lo vi claro, como la luz del día, me dije: si es así, entonces yo no puedo liderar una orden religiosa”.

“Antes de disolver la Orden de la Estrella, tuve que disolver mi propio miedo, mi propia inseguridad. Una vez logrado eso, lo demás se hizo fácil. Sencillamente anuncié que la Orden no sólo no era esencial, sino que era una absoluta barrera contra el verdadero entendimiento, así que no se podía justificar más. Y así fue”. “¿Cómo reaccionó la gente ante tu afirmación?”. “Cuando se dieron cuenta de que no sólo estaba yo abandonando la Orden, sino que tampoco les estaba ofreciendo un ideal que pudieran perseguir, se sintieron defraudados. La gente ansiaba certezas, yo les estaba ofreciendo sorpresas”.

“Si no les estabas ofreciendo un ideal, entonces ¿qué les estabas ofreciendo?”, pregunté. “Amistad, conversación y diálogo, para explorar la naturaleza de la realidad. La verdad no es algo prefabricado que te pueda dar una religión o un maestro. La verdad necesita ser descubierta. La vida es un viaje de descubrimiento. La certeza sólo es posible cuando existe algo fijo y permanente, mientras que la realidad se mueve y cambia continuamente. Se encuentra constantemente en estado de transformación.

Si nuestras mentes están atadas a una creencia fija, a una determinada sabiduría, entonces ¿cómo podemos bregar con este cambio continuo? Ya que la realidad no es estática necesitamos mentes rápidas y corazones flexibles. Sólo entonces sabremos responder ante la naturaleza dinámica de la existencia. Yo no podía, y no puedo, ofrecer más que una constante conversación y exploración. A través de tal exploración podemos disfrutar de libertad total del miedo y de ideales fijos”.

LA RELIGIÓN Y LA POLÍTICA SON PARTE DEL PROBLEMA, NO DE LA SOLUCIÓN

“¿Estás diciendo que no hay nada de valor en los grandes textos religiosos como la Bhagavad Gita o la Biblia?”, le pregunté. “Puede que haya algo de valor en esos libros en términos de literatura o como un relato del pensamiento de una persona. Pero la verdad no está en ningún libro. Si la verdad estuviera allí, entonces no habría ningún conflicto entre la Biblia y el Corán, entre la Bhagavad Gita y los sutras budistas. El conflicto sólo puede existir entre lo falso y lo falso. No puede haber conflicto entre lo verdadero y lo verdadero. Ni entre lo verdadero y lo falso.

Igual que no puede haber conflicto entre dos personas que amen la paz, o entre una persona que ama la paz y otra que ama la guerra. El conflicto en realidad sucede sólo cuando hay dos que aman la guerra y quieren salirse con la suya. El conflicto religioso es entre una religión falsa y otra religión falsa. Las religiones se han convertido en vehículos de propaganda, y la propaganda no es la verdad”.

“¿Quieres decir que las religiones no son parte de la solución, sino parte del problema?”. “Gracias, señor”, dijo Krishnamurti. “Has estado prestando atención a nuestra conversación. Tienes toda la razón. La verdad no se puede comprender a través de ningún credo, ningún dogma, ninguna sabiduría filosófica, ninguna técnica psicológica, ningún ritual o sistema teológico. La verdad se experimenta de momento a momento, en la red de relaciones”.

“¿Qué es la “red de relaciones”?”, pregunté. “Te das cuenta, señor, de que tú eres el mundo y el mundo eres tú? El mundo no es algo aparte de ti y de mi. Hay un hilo común de relaciones que nos teje a todos juntos. Fundamentalmente estamos todos totalmente conectados. Superficialmente las cosas parecen estar separadas. Especies distintas, razas distintas, culturas y colores distintos, nacionalidades y religiones y políticas distintas. Si te fijas bien, inmediatamente verás que todos somos parte del gran tapiz de la vida. Cuando podemos vernos a nosotros mismos como parte de este glorioso patrón de relaciones, entonces los conflictos entre naciones, religiones y sistemas políticos se acabarán.

Los conflictos nacen de la ignorancia. Cuando ignoramos que toda la vida está interconectada, entonces intentamos controlarnos los unos a los otros. Cuando no existe el entendimiento de que las relaciones son la base de nuestra existencia, entonces sólo hay desintegración en la sociedad. Las relaciones son el cimiento sobre el que todos existimos”.

Debimos de estar andando durante casi una hora. Krishnamurti tenía que dar su discurso público a las diez. Comenzamos a regresar. Achyut permanecía callado. Se alegraba de haberme presentado, un joven “rebelde”, a Krishnamurti, un viejo “rebelde”.

Tras haber dado la vuelta, aún pregunté: “Dices que la religión, la política y las ideologías han herido a la humanidad. ¿Cómo podemos curar estas heridas? ¿Cómo podemos regresar al estado de unión?”. “El problema es mucho más profundo que lo concerniente a religiones o política”, dijo Krishnamurti. “Comienza en nuestras mentes, nuestros hábitos, nuestras vidas. Existe un condicionamiento constante que ha perdurado durante siglos. Estamos sujetos al condicionamiento y participamos en nuestro propio condicionamiento.

El juzgar, el prejuicio, los gustos y disgustos, todos forman parte del mismo problema. Se nos ha condicionado para creer que el observador es distinto a lo observado, que el pensador está separado del pensamiento. Este dualismo, esta división en compartimentos, es la madre de todos los conflictos, la base de todo dolor y sufrimiento. ¿Me entiendes, señor? Es muy importante”. “Espero haberlo entendido. Sin embargo, ¿cómo pasamos del dualismo a la totalidad?”, proseguí averiguando.

“Para poder sanarnos, debemos ir más allá de las teorías, las fórmulas y las respuestas prefabricadas. Debemos estar callados y prestar atención. El silencio y la atención proporcionan la base para la meditación. La meditación es un proceso curativo para las heridas de la fragmentación. Al meditar, las divisiones se acaban y la totalidad emerge. Ya no hay división entre “yo” y “tú”, entre “nosotros” y “ellos”, entre “bien” y “mal”. Cuando no existe el ego, no existe la vanidad, o el miedo, o el aislamiento, la inseguridad o la ignorancia, entonces hay curación y totalidad”.

LA TRANSFORMACIÓN DE LAS CONCIENCIAS NO ES UNA UTOPÍA O UN LUJO, SINO UNA NECESIDAD

Reiniciamos el camino. Krishnamurti me preguntó: “¿Qué crees, señor? ¿Qué piensas?”. “Tiene sentido. Entiendo lo que dices, pero cuando veo a esos bañistas ahí abajo, tus palabras parecen estar desconectadas de la manera en que ellos piensan, sienten y viven. Parece existir una enorme brecha. ¿Qué significan tus palabras para ellos?”. “Nada, quizás nada. Y sin embargo, si no nos transformamos radicalmente, corremos el riesgo de destruir no sólo a la especie humana, sino a la Tierra misma. Por favor, piensa en las armas nucleares y lo que todo eso implica. Una vida completa, noble y llena de claridad, es un imperativo para la supervivencia. No es una utopía o un lujo, sino una necesidad. Por favor. Cuando miremos profundamente y nos veamos a nosotros mismos como una parte integral del universo, entonces nuestras mentes parlanchinas se calmarán, la sordidez de la guerra humana desaparecerá, conseguiremos establecer un parentesco profundo y perdurable con la naturaleza”.

Acompañamos a Krishnamurti hasta la casa de huéspedes y nos despedimos inclinándonos respetuosamente. El momento estaba impregnado de sentimientos profundos hacia un nuevo horizonte para la humanidad. Al llegar a la casa de Achyut, le dije: “Sus palabras son radicales, sus pensamientos sinceros, pero ¿puedes imaginarte un tiempo en el que estemos libres de templos, iglesias, mezquitas, rezos, curas, partidos políticos y todo lo demás que divide a la humanidad? Además, ¿no está tirando al bebé con el agua sucia de la bañera?”. Achyut me dijo: “Debemos comprender lo que es el bebé y diferenciarlo del agua sucia de la bañera. Existe una gran diferencia entre la religión y las religiones. Krishnaji estaría de acuerdo en que necesitamos ser religiosos, pero ¿necesitamos quedarnos con el agua sucia de los dogmas y las disciplinas?”.

“Achyut, tú has pasado gran parte de tu vida en la política. Eras un importante miembro del Partido Socialista de India. Trabajabas para conseguir una transformación a través del cambio político. Pero ahora vives una vida tranquila, en este bungalow, rodeado de árboles y tranquilidad, mientras hay millones de personas ahí fuera sufriendo”.

Achyut se quedó pensando. Y me dijo: “La política me falló, y ha fallado a India. Los políticos usan el lema de “servir al pueblo” como una cortina de humo. Una vez llegan al poder su meta principal es permanecer en el poder, por las buenas o por las malas. Yo ví todo esto con mis propios ojos. La historia de la política está llena de decepción, corrupción y desilusión. Por eso decidí que todo era una pérdida de tiempo y lo dejé. Así de sencillo. No hay ningún gran misterio. La política se ha convertido, como la religión, en parte del problema, y no en parte de la solución. La política significa “dividir” y “dominar”; esto era así con los ingleses y es así ahora con el partido Congreso. La lucha por la independencia fue una lucha desinteresada; ahora la lucha es por el poder, por los privilegios y por la riqueza”.

“¿Qué alternativa hay, entonces?”. “La alternativa es la educación. Debemos dejar de corromper y condicionar a nuestros niños. Por eso, Krishnamurti y sus amigos han establecido colegios para hacer precisamente eso: uno en el sur de India, llamado Rishi Valley; otro aquí, otro en Inglaterra y otro en California. En estos colegios no existen dogmas fijos. Los niños son capaces de aprender sobre la unidad de la vida, a ver las cosas como son, a ser íntegros y plenos. Yo encuentro mucha más satisfacción trabajando con niños de la que hallé en la política”.

Lo dejamos ahí. Vinoba había ampliado mi entendimiento de la espiritualidad para incluir el servicio a la comunidad y a la Tierra como una práctica religiosa primaria, pero ahora la búsqueda de Krishnamurti de la verdadera libertad había retado los mismísimos fundamentos de las tradiciones religiosas.

SATISH KUMAR, Tú eres, luego yo soy. Ediciones i, 2006.

http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

matlop dijo...

Bluestar!
me encantó tu casa virtual!!!


mucha información
creativa detrás
de cada post!!


un abrazote
M:

Loredana dijo...

lo imprimiré,

María Rodriguez Piña dijo...

Quería comunicarte que has sido premiado con el "Thinking Blogger Award"
que se otorga a los blogs que tienen la capacidad de hacer pensar. Puedes recoger tu premio en:
http://haciendo-camino.blogspot.com/2007/08/presencia-consciente-ha-recibido-el.html

Carlos dijo...

Has indagado la teoria de Ervin Laszlo y su in-formación? Creo que esta bastante ligada a todo este tema del campo de información del universo y te puede permitir ampliar este post. Un saludo

Carlos dijo...

Has indagado la teoria de Ervin Laszlo y su in-formación? Creo que esta bastante ligada a todo este tema del campo de información del universo y te puede permitir ampliar este post. Un saludo

abi dijo...

Jeje... muy interesante. En mayor o menor medida, yo misma me pregunto las mismas cosas.
A ver... información es un concepto bien definido en física, tal y como dijiste, gracias a Shanonn y Weaver. En realidad, se puede describir toda la física desde el concepto de la teoría de la información.
Como bien dices, es una medida sólo en transición, donde se necesita un emisor y un receptor; esto es común a la entropía, que se define como la cantidad de calor (recordemos que es energía no reutilizable) por unidad de temperatura. El calor sólo se mide en procesos, por lo que sólo puede deberse a intercambios entre dos medios.
La relación de la información con la biología es muy interesante, y te recomiendo leer a Margalef. La información se almacena en las fronteras, precisamente, en los lugares de intercambio, y es lo que podríamos llamar la memoria de lo acontecido.
Muy bien mencionas a Prigogine para las nuevas teorías de los procesos fuera del equilibrio. En relación con ello, llegamos a la teoría de la complejidad, donde encontramos a las redes complejas, que tanto están de moda ahora. Con ellas se estudian patrones y sincronicidades. Los trabajos de Barabasi, Neumann, o Watts y Strogatz son muy interesantes.
Nuevas entropías (o informaciones) son descritas por Tsallis, para adaptarse a la necesidad de tener modelos fractales, donde la física ya es fuera del equilibrio...
Pero al igual que apunta Prigogine, siempre está el eterno debate que viene de los griegos. La cuestión es si creer en una realidad externa, inmutable, platónica o, por otro lado, pensar que no podemos desligarnos de nuestra propia percepción. ¿Es todo una ilusión?
Gran blog, como siempre. Enhorabuena :)

Anónimo dijo...

me gusta exactamente cómo usted recibirá su nivel a lo largo

Anónimo dijo...

Muchas gracias por escribir esto, se unbelieveably informativo y me dijo que una tonelada