septiembre 22, 2010

Comer, rezar, amar o el arte de Cruzar al otro lado




El sábado a la noche recomendaron en el programa de Luisa Delfino, “Te escucho” la película “Comer, rezar, amar” basada en el best seller, “Eat, pray, Love” de Elizabeth Gilbert.

Al día siguiente me fui sola al cine Multiplex de Belgrano y saqué una entrada. No iba con mucha expectativa, ya que en los diarios le habían puesto la etiqueta de “Regular” a la cinta.

Dije no va a haber mucha gente, pero igualmente me fui temprano y menos mal que lo hice porque se formó una fila de una cuadra.

No les voy a contar de que se trata la película. Solo que aquellos que ya hemos comenzado un camino espiritual la película o el libro no nos trae nada nuevo. En último de los casos nos reafirma o confirma que ciertas cosas aprendidas son reales. Que a todo el mundo que comienza una búsqueda trascendente le pasa las mismas cosas. O llega a las mismas verdades.
Para aquellos que están en un momento bisagra de sus vidas, la película es ideal. Porque la protagonista se sale de su mundo conocido y comienza una búsqueda de sentido a su vida, viajando por el mundo. No quiero decir que solo viajando se logra la iluminación, más lejos de eso estoy. Creo que todos podemos encontrar un sentido a nuestras vidas, desde nuestro propio lugar. Atravesando experiencias que nos eleven, haciendo cosas que nos traigan sentido y bienestar. Sincerándonos con nosotros mismos, pensando si lo conocido y establecido es lo valedero para nosotros o si allá lejos existe algo más propio.

Yo les recomiendo la película con Julia Roberts y Javier Bardem. Hay lindos paisajes y buenos diálogos. Quizá se hace un poco larga pero es bastante amena.

“Cruzar al otro lado” ese es uno de los mensajes que nos trae la película. Atravesar nuestros miedos, nuestras ilusiones del mundo, nuestros desafíos, nuestras ruinas y transformaciones para llegar a ser lo que en verdad somos: divinos y seres amables y amantes.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Lau....justo quería ir a verla...mas que nada por el viaje interno q la protagonista hace, a ver que encontraba para identificarme. Cdo vi que estaba el libro, pensé: "qué porquería..., nada nuevo para mi", pero igual está bueno ratificar cosas. Carla

Ana di Zacco dijo...

Por si te interesa, G. Braden ha estudiado mucho el tema del rezar. Te dejo una slide que resume un poco:
http://www.slideshare.net/Samara/e-f-e-c-t-o-i-s-a-i-a-h
Un saludo.