octubre 06, 2010

Cambios cotidianos



¿Cansado de Tinelli? Solo hay que tomar el control remoto para cambiar de canal.
Pero como se hace para cambiar lo que no nos gusta en nuestras vidas. ¿Existe un control remoto especial como el que usa Adam Sandler en la película “Click” para poder hacer los pequeños cambios cotidianos?.

Tal vez si haya uno de esos controles… en nuestro cerebro.

A veces no son grandes cambios los que hay que hacer, como los que hace Julia Roberts en “Comer, rezar, amar”. No hace falta viajar al otro lado del mundo para cambiar algo recóndito nuestro.

Quizá sea nuestra alimentación la que tiene que cambiar por estar excedidos de peso, o dejar de fumar o tomar.

Quizá sea tan sencillo iniciar un blog para obtener un poco de inspiración, que nos haga ver la vida de forma diferente, y ver que al fin nuestra vida no es tan aburrida.

Tal vez no nos animamos a iniciar un curso nuevo por temor a sentirnos inadecuados. Pero hay que recordar que todos los que inician un curso están en la misma posición que nosotros. Así hicimos el jardín de infantes, la escuela primaria, la escuela secundaria y subsiguientes. En el camino encontramos personas nuevas que buscan lo mismo que nosotros.

Quizá nos imponemos trabas para no iniciar estos pequeños cambios: que no tengo dinero, que es muy lejos el lugar donde se hace el curso, que no tengo tiempo, pero en sí son meras excusas para dar rienda suelta a la postergación.

Comencemos por algo tan básico como nuestro cuerpo, tomando más líquido, caminando más. Haciendo ejercicio. Inscribiéndonos en Facebook, buscando un grupo de afinidad con amigos nuevos. Las herramientas están a un paso.

Como cuando aprendimos a caminar un paso por vez. El cambio es solo por hoy. Y así cimentamos el camino del mañana.

Yo misma estoy pensando en comenzar un aprendizaje nuevo y me está costando porque pienso si seré adecuada para el mismo. Qué el lugar donde se hace es un poco lejos de mi casa. Y saben qué son EXCUSAS. Tengo miedo al cambio, miedo en que me puede transformar eso nuevo que voy a aprender, miedo a hacer papelones. Pero ¿saben qué? … lo voy a intentar.

Les propongo que hagan lo mismo… fluyan con el cambio… e intenten algo nuevo no sé que pero inténtenlo.

Hasta la próxima.

10 comentarios:

Deth dijo...

cuando se fluye sólo se puede ir hacia lo más bajo, de mucho fluir se termina cayendo en un abismo sin fondo

Bluestar dijo...

No creo Deth que se caiga en un abismo. Yo no digo que hay que dejarse estar, sino hacer, pero no imponer o querer imponerse con cosas que ya no marchan. Igualmente aprecio tu comentario. Gracias Deth.

gobiantao dijo...

Estimada... ¿forzar algo?, como señalas o señala Bluestar, fluir, agrego aceptar lo que viene cada día, cada momento, aceptar que escribo esto y que todo sigue, a veces me cuesta comprenderlo, parece que todo es inevitable, lo que ha de ser, ha de ser y será... imagino encontraré el control de cambio para dejar de controlar y estar tranquilo con eso, saludos Edo.

gobiantao dijo...

Control o no control, bajar de peso, subir de peso, amar y sentirse amadado, fluir y trancarse, aceptar y vivir, es inevitable, para mi lo es y vivo suave y a veces duro...mmm saludos y cariños desde aquí...

El Piscuis dijo...

Querida Laura, al leer este post no puedo evitar que muy desde dentro mío "fluya" a borbotones el Carpe Diem de Walt Whitman, y para no copiarlo entero, que seguramente lo tendrás presente, te dejo solo el final:

"No permitas que la vida
te pase a ti sin que la vivas … "

Saludos

Anónimo dijo...

Vamos que tú puedes!!!

Deth dijo...

No hablo de imponer nada, digo que para construir una nave espacial o un edificio de 30 pisos, hay que esforzarse mucho, fluyendo no se levantan las paredes. Fluyendo sólo se pasa la vida creyendo que se hace algo, cuando lo que se hace en realidad es evitar hacer las cosas por temor al fracaso.

Tras la filosofía del FLUIR se encuentra un enorme temor al fracaso.

Yo fui taoísta hace años, hasta me dejaba guiar por la sincronicidad, hasta descubrir todos los errores que se esconden tras esas creencias. El principal error es el de creer que las cosas se harán solas. Pero no, sin esfuerzo difícilmente se hacen las cosas.

Bluestar dijo...

Gracias Edu y Piscuis por hacer sus comentarios al mensaje, y si un poco es como dice el poema... acá transcribo un poco más:

"Carpe Diem, aprovecha el día.
No dejes que termine sin haber crecido un poco,
sin haber sido un poco más feliz,
sin haber alimentado tus sueños"

Bellisimo poema... Gracias por compartir.

Bluestar dijo...

Deth, tu comentario tiene hora de 11:11, uno de los portales dimensionales más importantes, por allí comenzó mi busqueda y llegué a El Tao de Internet. Te entiendo, la vida es esfuerzo también. Cuesta esforzarse por fluir y ser féliz con lo que se tiene al presente. Cuesta esfuerzo construir nuestros sueños mas preciados, a veces lo logramos y a veces no, y que aceptarlo. Yo no soy taoista ni pienso serlo. Solo pruebo, me guío un poco por la sincronicidad, a veces no, depende como la intuición me lo marque. Hay que saber cuando vale esforzarse y cuando vale fluir. Solo tu corazón te lo dirá. Pero sabes qué? El blog no me ha costado ningún esfuerzo, lo hice con mucho amor y aquí vemos los resultados.
Deth gracias por participar. Son muy valiosos tus aportes.

gobiantao dijo...

mmm comparto mi experiencia del fluir y esforzarse, de acuerdo a lo que entiendo, van en carriles distintos, uno puede ir por la vida fluyendo, en un momento de intensidad presente, eso significa que eres uno con lo que haces y la clave es como "ser con lo que haces en el momento presente" que lo que "haces" fluya, sea fácil en el sentido que todos tus sentidos, valga la redundancia estén en consonancia, cuando puedes fluir de algún modo te armonizas con el universo... es una suerte de presente eterno y no implica que no planifiquemos un edificio, solo que todo sería un baile en armonía y en el trabajo, disfrutamos "fluyendo", comento esto pues no sé si a LAO Tse o Tzu esto de ser "taoísta" es lo pretendido, más bien lo entiendo como seguir el camino del Tao que se asemeja al TAO... eso