octubre 06, 2010

Cambios cotidianos



¿Cansado de Tinelli? Solo hay que tomar el control remoto para cambiar de canal.
Pero como se hace para cambiar lo que no nos gusta en nuestras vidas. ¿Existe un control remoto especial como el que usa Adam Sandler en la película “Click” para poder hacer los pequeños cambios cotidianos?.

Tal vez si haya uno de esos controles… en nuestro cerebro.

A veces no son grandes cambios los que hay que hacer, como los que hace Julia Roberts en “Comer, rezar, amar”. No hace falta viajar al otro lado del mundo para cambiar algo recóndito nuestro.

Quizá sea nuestra alimentación la que tiene que cambiar por estar excedidos de peso, o dejar de fumar o tomar.

Quizá sea tan sencillo iniciar un blog para obtener un poco de inspiración, que nos haga ver la vida de forma diferente, y ver que al fin nuestra vida no es tan aburrida.

Tal vez no nos animamos a iniciar un curso nuevo por temor a sentirnos inadecuados. Pero hay que recordar que todos los que inician un curso están en la misma posición que nosotros. Así hicimos el jardín de infantes, la escuela primaria, la escuela secundaria y subsiguientes. En el camino encontramos personas nuevas que buscan lo mismo que nosotros.

Quizá nos imponemos trabas para no iniciar estos pequeños cambios: que no tengo dinero, que es muy lejos el lugar donde se hace el curso, que no tengo tiempo, pero en sí son meras excusas para dar rienda suelta a la postergación.

Comencemos por algo tan básico como nuestro cuerpo, tomando más líquido, caminando más. Haciendo ejercicio. Inscribiéndonos en Facebook, buscando un grupo de afinidad con amigos nuevos. Las herramientas están a un paso.

Como cuando aprendimos a caminar un paso por vez. El cambio es solo por hoy. Y así cimentamos el camino del mañana.

Yo misma estoy pensando en comenzar un aprendizaje nuevo y me está costando porque pienso si seré adecuada para el mismo. Qué el lugar donde se hace es un poco lejos de mi casa. Y saben qué son EXCUSAS. Tengo miedo al cambio, miedo en que me puede transformar eso nuevo que voy a aprender, miedo a hacer papelones. Pero ¿saben qué? … lo voy a intentar.

Les propongo que hagan lo mismo… fluyan con el cambio… e intenten algo nuevo no sé que pero inténtenlo.

Hasta la próxima.