setiembre 30, 2011

El Tao del Tango

El tao del tango, eso de fluir, dejarse llevar, entre pasos, ochos y adornos. El hombre con su elegancia lleva a la dama que deja su faceta de "yo puedo todo sola" y se desliza como un ave por el salón de la milonga. Atrás quedan familia, trabajo, carrera, solo es la fusión entre el compás del dos por cuatro. Las canciones se sienten a lo lejos, solo es la concentración primero en los pasos, luego guiarse tan solo con la música y con lo que el compañero marca con el cuerpo. Abrazos y figuras se combinan para dar rienda suelta a la pasión. Existe como un tao de la danza, que ojalá pudiéramos traspasar a la vida cotidiana. Todo un código: la ropa, el calzado, la música y los pasos. Los cabeceos, el ser esquivo o aceptar la propuesta. El camino se transforma en una marca de ocho pasos. Brindemos por el Tao del Tango

No hay comentarios.: